Mi sopuna de tomate

Me gusta cocinar. No sé mucho pero me gusta hacer platos con mimo, generalmente platos lentos, que se vayan formando poco a poco. Para esto se necesita tiempo y no siempre lo tengo. Así que suelo cocinar los fines de semana, en el pueblo. Allí el aire puro limpia mi cabeza y encuentro la tranquilidad necesaria para disfrutar cocinando mientras escucho la radio, música y me tomo algo.
Acabo de mandar esta receta a una amiga que tiene un blog espectacular sobre sus recetas de cocina y las que le van mandando. Y mucha repostería, mucha galletita de esas que ahora están tan de moda y que a mí me ponen un poco nervioso. No se muy bien por qué pero la repostería nunca me ha animado.
Vamos con la receta:
Ponemos a cocer, si es en puchero de barro mejor, ajos, cebolla, pimiento verde, guindilla seca, sal y tomate fresco en trozos pequeños. El tomate lo hemos pelado previamente, con uno de los métodos habituales, escaldado, instrumento pelador, o mucha paciencia. Los ajos los pongo enteros, pelados y con un golpe para que se abran.
Mientras se va cocinando lo anterior preparamos una picadita con orégano, ajo, menta, laurel, pimientas de varios colores, sal y vino blanco. Hay que majar bien, con mimo para que se mezclen los sabores y no nos encontremos al tomarla trozos grandes de especias o de hierbas aromáticas. Lo añadimos al puchero.
Cuando las verduras comienzan a deshacerse, según gustos, añadimos unas rebanadas de pan tostado y antes de servir hacemos un hueco en el pan con una cuchara y dejamos sumergir un huevito que se escalfará en muy poco tiempo, cuidando que no se endurezca la yema. Al plato, bol o taza y a chuparse los dedos.
Notas; Sopuna es el nombre con el que llamaba mi padre, Juan Pedro, a la sopa cuando estaba muy rica.
Parece de invierno pero cuando realmente está rica es en verano, cuando los tomates están a tope de sabor.
El huevo es opcional. Desde luego, con él, es un plato único importante.
Es de esos platos que hace que te sude el bigote.
Como os podéis imaginar el vino entra solo, cualquiera, el que más os guste.
Anuncios

2 pensamientos en “Mi sopuna de tomate

  1. Al fin. He hecho tu sopuna. Bueno, en realidad estoy en ello porque en este momento todavía está “a burbur” en la cazuela. He puesto las cantidades a ojo, no sé si habré acertado. Y he añadido un chile seco, sin semillas, en lugar de guindilla seca (porque era lo que tenía a mano). Aunque creo me he pasado con el chile y pica que levanta la boina. La he probado y está riquísima, y eso que aún no he añadido el pan ni el huevo escalfado. Me la voy a comer luego con mucho placer. Rica, rica. Sí señor. 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s