Espiral online

Los tiempos modernos nos han llevado a disponer de menos tiempo para nosotros, a estar menos tiempo con los nuestros, a vivir una carrera continua contra el reloj. No nos gusta la idea de que nuestros menores han sustituido el patio, la plaza, la calle por el hotmail, el tuenti, el washap y cosas por el estilo. Los nuevos tiempos y los avances de las comunicaciones parecen suficiente justificación.

El caso es que hemos llegado a un punto en el que no es extraño leer que si no tienes presencia en las redes sociales prácticamente no existes. En el plano profesional se ha creado una obligación de tener perfil en diferentes redes sociales. Y estos perfiles deben mantener diferencias entre sí para adecuar tu imagen a lo que de ti se espera en cada red. Se han creado profesiones para gestionar la correcta utilización de estas redes y la  forma de actualizar información para conseguir aumentar el número de lectores o seguidores.

Voy a reconocer que en determinadas profesiones tiene importancia el estar rabiosamente  informado; eso si consideramos que todo lo que se vierte en las redes es información. Pero creo que no en todas. La prontitud de las noticias, casi diría el acoso, no es necesario en la mayoría de las veces.

Por otra parte se está creando una cultura empresarial llena de cualidades como la credibilidad, la confianza, la empatía. Se enseñan las mejores formas de comunicar verbalmente, de escuchar proactivamente, de negociar con éxito. Hay una vuelta al humanismo en las relaciones empresariales. Y mientras tanto debemos estar al tanto de todo lo que se cuece en internet.

¿No será que debemos dejar de tanto buscar y buscar y pararnos a ver y pensar sobre lo que tenemos alrededor? ¿Porqué tengo que esforzarme en leer montones de post de gente que no conozco, y no tengo tiempo para hablar con mi familia, con mis amigos, con mis compañeros de trabajo, con mis clientes y proveedores? ¿Realmente es importante que alguien que no conozco me encuentre en la red? Y si lo hace ¿podré ganar su confianza sin una sola conversación? Parece que se quiere sustituir el tradicional y convincente boca oreja por el “en dos cliks”. ¿Quieres hablar conmigo? ¡llámame!

Sin duda es otra retorcida espiral en la que estamos inmersos. Buscando relaciones en la red, de amistad, sentimentales, profesionales, nos olvidamos de cultivar las que ya tenemos establecidas y que son las que nos sostienen. No se cuanto tardaremos en darnos cuenta, en completar el giro, en ver que tanta búsqueda conduce al punto de partida. Y está dentro de nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s