Espiral democrática

La vida, el conocimiento, van proponiéndonos opciones a las que tenemos que renunciar. Bien porque no llegamos a todo, bien por que elegimos cual va mejor con nuestra forma de pensar, de actuar, con nuestra conciencia. En esto consiste la libertad.

Vivimos tiempos convulsos en los que las opciones se restringen, mejor dicho nos las restringen. Ahora no somos nosotros los que decidimos a que renunciamos, simplemente vemos a que no podemos llegar. La diferencia fundamental está en que no decidimos, se nos impone.

Nos hemos dotado de un sistema democrático que nos devora. Hemos hecho crecer una bestia insaciable que mira hacia arriba escalando sin desaliento. No mira hacia el ciudadano, hacia el terruño, hacia la ciudad. Mira hacia el continente, hacia la globalización, se retroalimenta.

Todo forma parte de una espiral de libro. La convulsión perfecta. El péndulo eterno en el que nos movemos. Los tiempos no cambian, cambian las circunstancias, los medios, los conocimientos, pero los márgenes del ser humano siguen siendo los mismos. Sus virtudes y sus defectos siguen siendo los mismos que en civilizaciones anteriores.

No podemos solucionar en una vida todos los anhelos del ser humano. No podemos prometer el bienestar completo cuando solo podemos controlar lo material. El bienestar total no solo está compuesto de bienes materiales. Y los fracasos en ese sentido demuestran, y este momento es prueba de ello, que es así.

Los recuerdos de tiempos pasados nos asaltan. Tiempos de lucha, tiempos de ilusión, tiempos de compañerismo, de solidaridad. Es mejor compartir que envidiar. Es mejor comprender que discrepar. Es mejor renunciar que imponer.

Ahora vemos, o nos dicen, que todo se contrae. Y lo sufrimos. Vemos, o nos dicen, que tenemos que recortar gastos. Los gobiernos gastos sociales, las empresas los gastos que puedan, y las familias también. Y vemos, nos dicen, que es en aras de una supuesta recuperación económica. Sin embargo vemos, y no nos dicen, que nuestras economías no iban mal. Trabajábamos honradamente y cobrábamos sueldos de mercado que estaban regulados por grandes pactos sellados por los dirigentes elegidos democráticamente.

No se valorar hasta qué punto el esfuerzo en mantener este sistema devorador merece la pena. Ahora estamos dispuestos a renunciar a varios de nuestros derechos constitucionales en favor de varias necesidades también amparadas por la constitución. Quizás la ley magna debería establecer algunos derechos irrenunciables. Y por supuesto que no los estableciera el sistema, sino la ciudadanía.

El sistema nos aplasta. No se puede mantener. El efecto impositivo de la necesidad administrativa recuerda a los tiempos feudales, en los que todas las campañas señoriales se cubrían aumentando los impuestos del pueblo. El pueblo es feliz con educación, sanidad, vivienda y trabajo. Y nos dan información, información, información e información. Tanto interés en la información nos da que pensar.

Quizás un dictador honrado o una madre nos ahorrarían mucho.

Anuncios

2 pensamientos en “Espiral democrática

  1. TIempos difíciles, complejos, absurdos, atemorizantes, que nos subyugan con la conciencia del desastre.
    Más que una opinión, una opción, mi opción Charlipap: dar la espalda a la información, cortar el vínculo con la versión impuesta de la catástrofe. No se trata de huir, sino de romper las ataduras invisibles que nos despojan de la necesidad de lucha, de la capacidad innata para vivir hacia delante.

    Me gusta

  2. Muy sensato perejil2, ahora hay que hacérselo creer a cuarenta y tantos millones de personas. Algunos ya estamos muy escaldados de la información y no nos hace mella, el caso es que no nos dan otra cosa, no su contenido.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s